el comportamiento territorial de las lavanderas blancas

durante este invierno de 2011-2012 he observado diversos comportamientos de las lavanderas que me han llamado la atención (31/12/11, 2-3/01/12, 07/01/12). en algunas ocasiones he visto como las lavanderas blancas expulsaban muy activamente a lavanderas cascadeñas de las orillas donde estaban comiendo. paralelamente, en otras zonas del río, se veían juntos numerosos ejemplares de lavandera blanca y algunas cascadeñas comiendo juntas sin ningún tipo de agresión. mirando por la red, he leído otras observaciones de expulsiones de cascadeñas por lavanderas blancas (vg. Antón Blanco en la Web de digiscoping). revisando la bibliografía he visto que unos autores británicos (Davies y colegas) han descrito que algunas lavanderas blancas defienden áreas del río (de un promedio de 600m lineales en sus estudios) durante el invierno. estas lavanderas territoriales patrullan siguiendo un circuito regular alrededor de su territorio, comiendo insectos en las sucesivas paradas. cuando el ave abandona una zona, los insectos se acumulan de forma que cuando vuelve hay más y la tasa de alimentación es más alta. de esta forma, estas lavanderas defienden unos recursos que, entre forrageos, aumentan. en este sistema las lavanderas expulsan a otros individuos de su especie y también de otras especies que les puedan reducir sus recursos, como puedan ser las lavanderas blancas. leyendo el artículo de Davies y Huoston (1981) se descubren otros aspectos muy interesantes: no todas las lavanderas son territoriales durante el invierno ni siquiera las lavanderas territoriales lo son durante todo el invierno sino que depende de la disponibilidad de comida. según describen estos autores, las lavanderas establecen territorios cuando hay comida escasa pero suficiente. si las condiciones empeoran, los animales abandonan el territorio y si la comida es abundante no tienen problemas para reunirse en grupos mayores. según este modelo, en el río las lavanderas blancas muestran un comportamiento territorial en zonas con comida limitada. por el contrario, en la zona del puente de Azarquiel, donde la gente echa comida a los patos y probablemente haya muchos insectos, estos animales son completamente tolerantes a otros individuos, incluso de otras especies como la lavandera cascadeña. según estos estudios, los ejemplares territoriales (aparentemente son machos creo recordar) en ocasiones aceptan un joven o una hembra como satélite porque les ayuda a defender el territorio y detectar depredadores. esto solo ocurre cuando la cantidad de comida es mayor aunque no lo suficiente como para abandonar el territorio.

referencias:

Davies, N.B. 1976. Food, flocking and territorial behaviour of the pied wagtail (Motacilla alba Yarrellii) in winter. Journal of Animal Ecology 45: 235-253.

Davies, N.B. and Houston, A.I. 1981. Owners and satellites: the economics of territory defence in the pied wagtail. Journal of Animal Ecology 50: 157-180.

Houston, A.I., McCleery, R.H. and Davies, N.B. 1985. Territory size, prey renewal and feeding rates: interpretation of observations on the pied wagtail (Motacilla alba) by simulation. Journal of Animal Ecology54, 227-239.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en lavanderas y bisbitas (Motacillidae). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s