31 de diciembre de 2011

mañana fría en el río haciendo fotos y tratando de mejorar con el digiscoping (sin ningún éxito). mi chica me mira desde la almohada y me desea un buen rato y que le deje café preparado. paseo hasta los baños árabes donde juguetean un colirrojo macho adulto paseándose por su territorio, varios verderones, gorriones y un mosquitero despistado. aunque hace frío, el solecito y la falta de viento se agradecen. no hay ni dios y pocos bichos, así que me bajo al molino del embarcadero. Ya desde la calle que baja al embarcadero vislumbro una garza real, preparo la cámara, el trípode, el disparador, mido la luz, ajusto el enfoque y me dispongo a acercarme a donde puede verla y hacerle unas fotos. la veo … … me ve … … se pira y con ella unos cuantos ánades azulones. Me acerco para ver que más hay por allí. Queda una lavandera cascadeña que es expulsada al rato por una lavandera blanca muy agresiva. Este comportamiento lo vuelvo a ver un rato después, ¿será algo habitual? Más tarde llega un andarríos chico, muy confiado, se deja hacer fotos a menos de 3 metros. Siguiéndolo cerca de los carrizos, llego lo que por el rabillo del ojo me pareció una urraca y resulto ser un avetorillo que aguanta 2 minutos y 5 fotos antes de darse el piro escandalizado por a presión del paparazzi que incluso quiere cambiar de sensibilidad en la cámara y chorradas por el estilo. Con este éxito en mi corazón, continúo el paseo para ver un moscón entre los carrizos que hace juego con el nido que se puede ver entre las ramas del ¿olmo? que hay cerca del molino del embarcadero. ¿cuando hacen los nidos estos animales? Término la mañana en el embarcadero que hay bajo el parque del tránsito, haciendo fotos a los cormoranes que descansan allí y hablando con alguna gente de Toledo. Uno de los comentarios que me hizo una de estas personas es interesante: tras hablar de la pérdida de calidad del agua que ha experimentado el río a lo largo de los años, me comenta que ha ido asociada a la llegada de azulones que hace 40 años apenas si se veían. a veces nuestras queridas aves son excelentes indicadores de aguas sucias. De vuelta a casa me sorprende la cantidad de gaviotas (en el río) y de mosquiteros (en el soto) que hay a las 12:30 y los pocos que había a las 9:00. ¿por qué llegarán/saldrán tan tarde con lo que madrugan otras especies?

lavandera blanca

Anuncios
Esta entrada fue publicada en diarío del río. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s