2 y 3 de enero de 2012

un par de tardes de paseo relajado por el río, fundamentalmente en la zona del embarcadero y río arriba hasta el puente de Azarquiel. Sigo probando el trípode, una gozada de manejo pero bastante peso cuando añades la cámara, el teleobjetivo y los prismáticos. Ayer, disfrutando del dolor de espalda por la noche, mi chica me mostró un sistema para llevar la cámara que parece bastante bueno y que me libraría de llevar la mochila, dejándome más libre la espalda para cargar con el trípode. El sistema lo fabrica la compañía cotton carrier y permite llevar dos cámaras, una en el pecho y la otra en la cintura. Las críticas son muy buenas y si me lo compró ya comentaré que tal va. Volviendo a los bichos, la cosa se dio bastante bien sobre todo el martes cuando le eché más tiempo. Además de los habituales, he vuelto a ver al avetorillo y algunas novedades, entre ellas algo que creo que es un porrón común que nunca había visto por el río. el ave estaba mezclado con varios azulones en la zona de Azarquiel y se comportaba de manera realmente rara, se acercaba mucho a la gente sin mostrar mucho miedo ni alejarse. podría ser un ejemplar escapado de algún estanque. En el bando también había un macho impresionante de pato mandarín. Estaba completamente integrado entre los demás ánades pero no vi ninguna hembra cuando el año pasado estaba emparejado (de hecho había dos parejas). Asimismo creí ver un par de zampullines cuellinegros pero se metieron en el agua y no los volví a ver. En el tiempo que llevo paseando por el río, son pocas la veces que se ven zampullines y son siempre chicos. Quizás me equivoqué porque fue solo un instante. Habrá que esperar a confirmar esta observación.

Un par de observaciones curiosas más: el dormidero de lavanderas blancas vuelve a estar activo y varias decenas se pasean por la orilla cercana junto con algunas cascadeñas que aquí son respetadas por las blancas sin ninguna agresión. La explicación la he encontrado en los trabajos de Davies de los años 80, que encontraréis comentados en un post específico. La otra observación concierne al comportamiento de los animales respecto a los humanos, ¿por qué algunos animales como los mosquiteros o los andarríos chicos son tan confiados y otros tan tímidos? Ah!!! una observación/curiosidad más, de propina: llevo dos días viendo un par de murciélagos paseando por la tarde ¿la temperatura más alta los habrá despertado? ¿será un efecto del cambio climático?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en diarío del río. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s